• Principal
  • Noticias
  • En medio de COVID-19, las remesas a algunas naciones latinoamericanas cayeron drásticamente en abril y luego se recuperaron

En medio de COVID-19, las remesas a algunas naciones latinoamericanas cayeron drásticamente en abril y luego se recuperaron

(MARVIN RECINOS / AFP a través de Getty Images)

Las remesas a varias naciones latinoamericanas con vínculos estrechos con los migrantes a Estados Unidos disminuyeron drásticamente en la primera mitad de 2020, especialmente en abril, cuando gran parte de Estados Unidos quedó bloqueada debido al brote de COVID-19, según un análisis del Pew Research Center. de datos de sus bancos centrales nacionales.


Las remesas a seis países latinoamericanos cayeron drásticamente en abril en medio del COVID-19, pero luego repuntaron

En los seis países incluidos en el análisis (Colombia, República Dominicana, El Salvador, Guatemala, Honduras y México), las remesas fueron un 17% (o $ 981,2 millones) más bajas en abril de 2020 que en abril de 2019. La mayoría de estos países dependen de EE. UU. para la gran mayoría de sus remesas. Estas naciones también son el lugar de nacimiento de aproximadamente ocho de cada diez de los 20 millones de inmigrantes latinos que residen en los EE. UU.

Algunos países latinoamericanos se vieron más afectados que otros por la disminución de las remesas esta primavera o el dinero enviado por los migrantes a sus países de origen. El Salvador experimentó una caída del 40,0% en las remesas en abril de 2020 en comparación con abril de 2019, la mayor caída entre las seis naciones analizadas. Las remesas a Colombia disminuyeron un 38,5% durante este tiempo, la segunda caída más pronunciada.

Para examinar los cambios en las remesas mensuales durante la recesión económica causada por la pandemia COVID-19, este análisis utiliza datos del banco central de los siguientes países: Bangladesh, Colombia, República Dominicana, El Salvador, Guatemala, Honduras, México y Filipinas. El análisis también utiliza estimaciones globales de los flujos de remesas del Banco Mundial.

Las estimaciones de la población emigrante de una nación (excepto los Estados Unidos) se extraen de la publicación de las Naciones Unidas 'International migrant stock: The 2019 revision', consultada el 3 de agosto de 2020. Para los emigrantes que viven en los EE. UU., Los datos de 2018 se extrapolan a partir de los datos de la Encuesta sobre la comunidad estadounidense de 2018.


La ONU utiliza una taxonomía de naciones y territorios y clasifica a los migrantes nacidos en territorios y que viven en otros lugares como migrantes internacionales, incluso si su ciudadanía es diferente de su territorio de nacimiento. Por ejemplo, los datos de la ONU cuentan a las personas nacidas en Puerto Rico, un estado libre asociado de EE. UU., Como migrantes internacionales, a pesar de que son ciudadanos estadounidenses por nacimiento. Por esta razón, algunas estimaciones de la ONU de la población nacida en el extranjero que se muestran aquí pueden diferir de otras estimaciones publicadas por la Oficina del Censo de EE. UU. O el Centro de Investigación Pew.



México experimentó la menor caída en las remesas entre los seis países en abril, con un 2,6%. En marzo, el país recibió $ 4 mil millones, un récord para México, un 35% más que el año anterior. El aumento de marzo se debió en parte a un tipo de cambio favorable entre el peso mexicano y el dólar estadounidense; un aumento en el número de transacciones de remesas individuales (incluidas las transferencias electrónicas y los giros postales); y un aumento en el monto promedio enviado en cada transacción de remesas.


El Salvador registró una caída particularmente pronunciada en las remesas durante los primeros seis meses de 2020

En general, las remesas durante los primeros seis meses de 2020 se mantienen por debajo de los niveles de 2019 en cuatro de las seis naciones: Colombia, El Salvador, Guatemala y Honduras. El Salvador tuvo la mayor caída durante este período (-8,0%), seguido de Colombia (-5,3%) y Honduras (-4,2%). Las naciones del Triángulo Norte de El Salvador, Guatemala y Honduras experimentaron cada una su mayor disminución porcentual en las remesas durante la primera mitad de cualquier año desde 2009, durante la Gran Recesión, aunque las remesas totales actualmente se mantienen muy por encima de los niveles de 2009. Por el contrario, México y República Dominicana han recibido más remesas durante los primeros seis meses de 2020 que en el mismo período de 2019: un aumento del 10,6% y del 0,5%, respectivamente.

Los datos del flujo de remesas de países de otras regiones también sugieren una disminución durante los primeros seis meses de 2020, así como signos de un repunte. Por ejemplo, las remesas a Filipinas y Bangladesh, dos países que se encuentran entre los principales orígenes de los migrantes internacionales, cayeron un 4,2% y un 1,4%, respectivamente, en comparación con 2019, con descensos especialmente pronunciados en abril. Pero las remesas mensuales a ambos países se recuperaron en junio.


La disminución de las remesas durante la primera mitad de 2020 sigue a un año récord en 2019. En todo el mundo, las remesas alcanzaron un nuevo récord de $ 714 mil millones en 2019, según el Banco Mundial. Las seis naciones latinoamericanas en este análisis recibieron cada una un nivel récord de remesas en 2019, y juntas recibieron $ 71.5 mil millones el año pasado. Estos altos niveles continuaron hasta principios de 2020, y las remesas en enero y febrero superaron los totales de 2019 en cada uno de los seis países.

Pero a medida que el brote de COVID-19 surgió en todo el mundo esta primavera, se proyectaba que las remesas de los casi 272 millones de inmigrantes del mundo caerían alrededor del 20% en 2020.Las principales naciones emisoras de remesas del mundo experimentaron cierres económicos especialmente prolongados, lo que obstaculizó la capacidad de los inmigrantes para enviar dinero a sus países de origen, según un análisis del Centro de Investigación Pew de junio. Estados Unidos tiene, con mucho, la población inmigrante más grande del mundo y ha sido el principal país emisor de remesas en los últimos años por un amplio margen.

Las remesas representan alrededor de una quinta parte del PIB en Honduras y El Salvador

Las remesas juegan un papel importante en las economías de algunas naciones. En Honduras y El Salvador, por ejemplo, las remesas representaron más del 20% del PIB en 2019, uno de los porcentajes más altos del mundo. Las remesas también representaron una proporción considerable del PIB en Guatemala (14%) y República Dominicana (8%) en 2019, y una proporción menor en México (3%) y Colombia (2%).

La mayoría de los migrantes de México, El Salvador, Guatemala, Honduras y República Dominicana viven en Estados Unidos.

A partir de 2019, Estados Unidos alberga aproximadamente a ocho de cada diez migrantes internacionales (83%) que nacieron en las seis naciones latinoamericanas en este análisis. En comparación, EE. UU. Alberga una proporción más pequeña de migrantes (67%) de la región más amplia de América Latina y el Caribe en 2017.


México tiene la mayor proporción de emigrantes que viven en EE. UU.

Casi todos los migrantes internacionales que nacieron en México viven en Estados Unidos (97%), la proporción más alta entre los seis países, seguidos de El Salvador (89%) y Guatemala (88%). En comparación, solo alrededor de una cuarta parte (28%) de los migrantes internacionales nacidos en Colombia viven en los EE. UU .; una pluralidad (49%) vive en otros lugares de la región de América Latina y el Caribe.