• Principal
  • Noticias
  • A medida que cambia la demografía cubanoamericana, también cambia la visión de Cuba

A medida que cambia la demografía cubanoamericana, también cambia la visión de Cuba

La nueva política del presidente Obama sobre Cuba abre la puerta para establecer vínculos con el país por primera vez en medio siglo. Pero este cambio se produce cuando la población cubanoamericana misma está cambiando, en su demografía, puntos de vista de la política de Estados Unidos y Cuba y su política.


Olas de inmigración cubana, 1950 a 2013La población cubanoamericana del país asciende a 2 millones, frente a 1,2 millones en 2000. Gran parte de ese crecimiento proviene de los cubanoamericanos nacidos en EE. UU., Lo que ha llevado a una disminución en la proporción de nacidos en Cuba del 68% en 2000 al 57% en 2013.

Al mismo tiempo, una nueva ola más reciente de inmigrantes cubanos ha llegado a Estados Unidos. Desde 1990, más de 500.000 inmigrantes cubanos han ingresado a Estados Unidos, según el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos. Eso ha alterado la demografía de los nacidos en Cuba a medida que fallece la generación anterior de exiliados cubanos. En 2013, más de la mitad (56%) de los inmigrantes cubanos habían llegado desde 1990, según un análisis del Pew Research Center de los datos de la Oficina del Censo.

La mayoría de los cubanoamericanos ven valores compartidos con la gente en Cuba, pero las opiniones varíanEstos cambios demográficos están impactando las opiniones de los cubanoamericanos sobre Cuba. Por ejemplo, entre las llegadas de inmigrantes más recientes, el 49% dice que los cubanoamericanos y las personas que viven en Cuba comparten `` muchos '' valores en común, según un nuevo análisis de una encuesta de hispanos de 2013 del Pew Research Center. Por el contrario, los inmigrantes cubanos que llegaron antes de 1990 tienen una opinión diferente: el 41% dice que hay 'solo un poco' o 'casi nada' en común entre los cubanoamericanos y las personas que viven en Cuba. (El tamaño de la muestra de los nacidos en EE. UU. Es demasiado pequeño para proporcionar estimaciones fiables).

Al mismo tiempo, la afiliación a partidos políticos también varía entre los inmigrantes cubanos. Alrededor del 57% de los inmigrantes cubanos recién llegados (los que llegan desde 1990) dicen que se identifican o se inclinan por el Partido Demócrata y el 19% dice lo mismo sobre el Partido Republicano. Sin embargo, entre los inmigrantes cubanos que llegaron antes de 1990, el 48% dice ser republicano, mientras que el 35% dice ser demócrata, según el nuevo análisis de la encuesta de hispanos de 2013 del Pew Research Center.


Además, la afiliación a partidos políticos entre los votantes registrados cubanos ha cambiado. Los demócratas han logrado avances en la comunidad, y los cubanos más jóvenes se inclinan cada vez más hacia los demócratas en comparación con sus mayores.



El cambio de afiliación a un partido político puede tener, o ya ha tenido, implicaciones para el voto latino en Florida. El estado alberga a dos tercios (68%) de la población cubana de la nación, pero también a una creciente población de puertorriqueños y otros grupos latinos. Por ejemplo, en 2012, el 49% de los votantes cubanos de Florida apoyó a Barack Obama y el 47% apoyó al republicano Mitt Romney, según la encuesta de salida de Florida. Y aunque más votantes latinos registrados son republicanos que demócratas en el condado de Miami-Dade, hogar del 46% de la población cubanoamericana del país, lo contrario ha sido cierto en todo el estado desde 2008.


Los inmigrantes cubanos mayores también se diferencian de los inmigrantes cubanos más recientes en sus niveles de participación electoral, y los inmigrantes cubanos recién llegados tienen menos probabilidades de votar que los que llegaron antes de 1990. En 2012, entre los votantes elegibles, el 56% de los inmigrantes cubanos recién llegados votaron en comparación con 75% de los que llegaron antes de 1990, según un análisis de Pew Research de los datos de la Oficina del Censo.

Con respecto a las relaciones de Estados Unidos con Cuba, una parte cada vez mayor de cubanoamericanos en el sur de Florida ha dicho que se oponen al embargo estadounidense a Cuba. Por ejemplo, una encuesta de la Universidad Internacional de la Florida a adultos cubanoamericanos en el condado de Miami-Dade realizada a principios de este año encontró que el 52% se opuso a continuar el embargo, en comparación con solo el 13% que dijo lo mismo en 1991. (La encuesta también encontró que el 48% están a favor de mantener el embargo). La oposición al embargo fue más alta, con un 58%, entre los inmigrantes cubanos que llegaron en 1995 o después. Como resultado, las opiniones de los cubanoamericanos sobre el embargo de Estados Unidos ahora reflejan las de todos los estadounidenses: más de una década de encuestas de Gallup, hasta 2009, han encontrado que aproximadamente la mitad de los estadounidenses han respaldado el fin del embargo. Una nueva encuesta del Washington Post realizada después del anuncio de Obama encontró que el 68% de los estadounidenses estaban a favor de restaurar el comercio con Cuba, un aumento de 11 puntos desde 2009.


La encuesta de FIU también encontró que el 68% de los cubanos en Miami estaban a favor de restablecer las relaciones diplomáticas con Cuba, y el 80% de los inmigrantes cubanos recién llegados dijeron esto. En comparación, el 47% de los inmigrantes cubanos que llegaron antes de 1965 dijeron lo mismo. Entre todos los estadounidenses, el 64% dice estar a favor de establecer relaciones diplomáticas con Cuba, según la encuesta del Washington Post.

Una nueva encuesta de cubanoamericanos en todo el país realizada por Bendixen & Amandi International para el Miami Herald, El Nuevo Herald y el Tampa Bay Times encuentra patrones similares por edad y por ola de inmigración. También encuentra que los cubanoamericanos están divididos sobre el anuncio del presidente sobre Cuba, con un 48% en desacuerdo con la decisión de comenzar a normalizar las relaciones con Cuba y un 44% de acuerdo con ella.