• Principal
  • Noticias
  • Desde niños multirraciales hasta identidad de género, lo que algunos demógrafos están estudiando ahora

Desde niños multirraciales hasta identidad de género, lo que algunos demógrafos están estudiando ahora

Cuando dos personas de diferentes razas tienen un hijo juntas, ¿cómo eligen identificar la raza de su hijo en los formularios del censo? Este fue uno de los temas explorados por los investigadores en la reunión anual de la Population Association of America de este año. (Crédito de la foto: Steven C. De La Cruz / Getty Images)

La conferencia anual de demografía más grande del país, celebrada en Washington, D.C., la semana pasada, presentó nuevas investigaciones sobre temas que incluyen parejas que viven en hogares separados, hijos de parejas multirraciales, estadounidenses transgénero, aplicación de la ley de inmigración y cómo el cambio climático afecta la migración. Aquí hay un resumen de cinco de los muchos carteles y artículos innovadores de la reunión de la Population Association of America, algunos basados ​​en trabajos preliminares. Dan una idea de las preguntas en la mente de los investigadores. (Para ver las presentaciones de la conferencia de nuestros propios expertos del Centro de Investigación Pew, consulte esta página).


Viviendo separados juntos

A medida que el matrimonio disminuye en popularidad y otros tipos de relaciones lo reemplazan, una categoría de pareja conocida como Vivir juntos es el foco de una nueva investigación en los EE. UU. Estas parejas LAT, ya sean del sexo opuesto o del mismo sexo, dicen que están en un largo -Término relación pero no conviven. Incluyen parejas mayores que poseen una casa, así como personas que trabajan en diferentes ciudades. Ha habido algunas investigaciones sobre estas parejas LAT en Europa, pero hasta hace poco, menos en los EE. UU.

Susan L. Brown y otros académicos del Centro Nacional para la Investigación del Matrimonio y la Familia de la Universidad Estatal Bowling Green en Ohio presentaron sus hallazgos sobre los estadounidenses en este grupo. Utilizando el Panel de conocimiento de la empresa de investigación de encuestas GfK (un panel en línea a gran escala basado en una muestra representativa basada en la probabilidad de la población de EE. UU.), Estiman que hasta aproximadamente el 40% de los adultos en relaciones amorosas viven separados. Clasificaron a las personas en relaciones de noviazgo como parejas LAT si estaban de acuerdo o muy de acuerdo con esta afirmación: 'Hoy en día, muchas parejas están en una relación duradera y comprometida y eligen vivir separados (manteniendo residencias separadas) en lugar de cohabitar o casarse. Esto describe mi relación actual con mi pareja '.

Cuando los investigadores analizaron las características de las parejas LAT en comparación con otras personas que estaban saliendo pero que no estaban de acuerdo con la afirmación anterior o eran neutrales al respecto, encontraron que las parejas LAT son mayores: aproximadamente la mitad tiene 35 años o más, en comparación con solo 30 % de personas que se citan. Sugieren que las personas en relaciones LAT tienen más probabilidades de haber estado casadas anteriormente y de ser propietarias de una casa, quizás en parte porque son mayores. Los perfiles raciales-étnicos de los dos grupos no parecieron diferir. Como era de esperar, la mayoría de los LAT dijeron que era muy poco probable, poco probable o que no sabían si se casarían; la mayoría de las personas que se citan dijeron que era muy probable que se casaran con su pareja. 'Las relaciones LAT están ganando impulso entre los adultos de mediana edad y mayores que pueden tener menos que ganar con la convivencia o el matrimonio', dijeron los investigadores.

Hijos de parejas multirraciales

Cuando dos personas de diferentes razas tienen un hijo juntas, ¿cómo eligen identificar la raza de su hijo en los formularios del censo? Carolyn A. Liebler y José Pacas, de la Universidad de Minnesota, analizaron los datos del censo de EE. UU. De 1960 a 2010, un período de aumento dramático en el matrimonio interracial que ha resultado en un crecimiento correspondiente de la población multirracial. Desde 1960, a los estadounidenses se les ha permitido elegir su propia raza en los formularios del censo, en lugar de que los enumeradores lo hagan por ellos. Aunque el formulario del censo no ofreció a las personas la oportunidad de marcar más de una casilla de raza hasta el 2000, los investigadores encontraron que algunos lo hacían ya en 1980.


Su investigación encontró que no todos los padres casados ​​interracialmente marcaron más de una casilla de raza para sus hijos pequeños. Los diferentes grupos también variaron en sus respuestas. Algunos factores influyeron en la forma en que los padres informaron la raza: las parejas interraciales que viven en el oeste, la región con la mayor población de asiáticos e isleños del Pacífico, tenían más probabilidades de informar que su hijo es asiático e isleño del Pacífico, solo o en combinación con otra raza. Un hijo de un cabeza de familia blanco o negro tenía más probabilidades de ser reportado como de la misma raza que el padre.



Pero otros factores, como si un padre es hispano (una categoría étnica, no una raza), no marcaron una diferencia constante, encontraron los investigadores. En general, la proporción de personas casadas que viven en un tramo censal que tienen matrimonios de razas mixtas no está vinculada a cómo se informa la raza del niño.


Orientación sexual e identidad de género

El aumento de los matrimonios legales entre personas del mismo sexo, los titulares sobre crímenes de odio y las preocupaciones sobre las posibles diferencias en la salud han sido algunos de los factores que impulsan un mayor interés en recopilar mejores datos sobre los estadounidenses gay, lesbianas y bisexuales, así como sobre los transgénero. (Este trabajo incluye nuestra propia encuesta en 2013). Esta semana, varias docenas de miembros del Congreso instaron a los legisladores a presionar a la Oficina del Censo para que amplíe su recopilación de datos sobre personas que se identifican con estos grupos.

Se está produciendo una ola creciente de investigación, o en camino, según las presentaciones en una sesión sobre nuevas formas de recopilar datos sobre orientación sexual e identidad de género. En los últimos cinco años, 10 agencias federales han recopilado datos sobre orientación sexual y cinco sobre identidad de género, pero no todas las preguntas fueron redactadas de la misma manera, según la información recopilada por un grupo de trabajo interinstitucional federal.


En julio, la Encuesta Nacional de Victimización por Delitos comenzará a preguntar a los encuestados de 16 años o más sobre su orientación sexual e identidad de género. La encuesta, realizada por la Oficina de Estadísticas de Justicia, incluye 90.000 hogares al año. Los nuevos datos proporcionarán información sobre los riesgos de victimización para estos grupos y sobre su acceso a los servicios para las víctimas. Pero la estadística Jennifer L. Truman advirtió que estos grupos son tan pequeños que es posible que no haya una muestra lo suficientemente grande para informar estadísticas anuales.

La Encuesta de entrevistas de salud de California agregó preguntas de prueba sobre identidad de género en 2014 e incorporó las que funcionaron mejor en 2015. Agregar estas preguntas a una encuesta generalmente no enfureció a los encuestados ni los confundió, dijo Matt Jans del Centro de Investigación de Políticas de Salud de UCLA. Las personas no interrumpieron las entrevistas, por ejemplo, porque estaban molestas porque les preguntaban sobre su orientación sexual o identidad de género.

Inmigración no autorizada

Las leyes estatales promulgadas durante la última década que requieren que los empleadores verifiquen que todos los nuevos empleados sean elegibles para trabajar aparentemente llevaron a una reducción en la población de inmigrantes no autorizados en esos estados, según una investigación de Pia Orrenius del Banco de la Reserva Federal de Dallas y Madeline Zavodny de Agnes Scott College. Creen que estas leyes hacen que algunos inmigrantes no autorizados abandonen los Estados Unidos, especialmente aquellos que llegaron recientemente, aunque no tenían evidencia directa. Mientras tanto, el número de inmigrantes no autorizados recién llegados aumentó en los estados cercanos, aparentemente porque los recién llegados evitaron los estados con leyes E-Verify. Los investigadores dijeron, sin embargo, que no encontraron evidencia de que muchos inmigrantes no autorizados dejaran un estado de E-Verify por otro estado.

En 2007, Arizona fue el primer estado en aprobar una ley de este tipo, que requiere que todos los empleadores utilicen el sistema federal gratuito E-Verify en línea. Más tarde, otros seis estados del sur o suroeste lo hicieron: Alabama, Georgia, Mississippi, Carolina del Norte, Carolina del Sur y Utah. (Otros estados aprobaron leyes que cubren solo a los trabajadores del gobierno y a los contratistas, pero el documento no los analizó). Investigaciones anteriores habían encontrado que las leyes de aplicación más estrictas, incluido E-Verify, pueden haber estado vinculadas a la reducción del empleo y las ganancias de los inmigrantes no autorizados y que la ley puede haber reducido su población inmigrante no autorizada.


El nuevo documento utilizó datos de 2005-2014 de la Encuesta sobre la Comunidad Estadounidense de la Oficina del Censo y se basó en una definición aproximada e incompleta de un inmigrante no autorizado: no ciudadanos de entre 20 y 54 años, con una educación secundaria como máximo, de México o América Central. (Las estimaciones del Pew Research Center, que incluyen a toda la población inmigrante no autorizada, difieren de las utilizadas en este documento). Los investigadores dijeron que sus hallazgos explicaron el reciente aumento del ritmo de deportaciones y otros factores que podrían aumentar o disminuir el número de personas no autorizadas. números de inmigrantes.

Cambio climático y migración

El papel del cambio climático en la predicción de la migración futura fue el tema de un documento que analizó si la inmigración mexicana rural a los EE. UU. Aumentaría después de una sequía o una larga ola de calor. Dos investigadores de la Universidad de Minnesota, Raphael J. Nawrotzki y Jack DeWaard, informaron que los hogares inicialmente intentan permanecer donde están y hacer frente al impacto de eventos climáticos como olas de calor extremo o sequías, pero que los niveles de migración luego aumentan por encima del los próximos tres años antes de disminuir.

Los investigadores dijeron que su trabajo tuvo en cuenta otros factores, como la necesidad financiera, que podrían hacer que las personas migren. Basaron su investigación en los registros de temperatura y precipitación del gobierno de EE. UU., Así como en los datos recopilados por el Proyecto de Migración Mexicana, una encuesta realizada en cuatro a seis comunidades rurales mexicanas cada año desde 1982. Su trabajo cubrió 1986-1999, un período de crecimiento mexicano inmigración a los Estados Unidos Más recientemente, la inmigración mexicana a los Estados Unidos en general se ha estabilizado o disminuido.

Ya es bien sabido que la sequía y el aumento de la temperatura están relacionados con una mayor emigración. Su nuevo artículo, dijeron los investigadores, agrega el elemento del tiempo, para mostrar que los programas para ayudar a los agricultores y otras personas a enfrentar el cambio climático funcionarán mejor si se implementan rápidamente, antes de que la migración inducida por el clima comience a aumentar.