Haití domina la conciencia pública

Resumen de resultados

Los estadounidenses han estado muy concentrados en el terremoto masivo que azotó Haití el 12 de enero. El desastre no solo es claramente la noticia más importante del público, sino que el 70% dice que es la historia de la que están hablando con amigos.


El interés general en las noticias sobre el terremoto de Haití está a la par con el interés en el tsunami que azotó el Océano Índico en diciembre de 2004. Un 60% dice que siguió muy de cerca las noticias sobre el terremoto; aproximadamente el mismo porcentaje (58%) dijo que siguió muy de cerca las noticias sobre el tsunami en el Océano Índico en enero de 2005. La atención del público a ambos eventos supera con creces el interés por otros desastres naturales en el extranjero en los últimos años. Algo más personas prestaron mucha atención al huracán Katrina en 2005 (70%).

El público no solo está siguiendo de cerca las noticias de Haití: en los días posteriores al terremoto, el 18% informa que ellos o alguien en su hogar hizo una donación a los afectados por el terremoto, mientras que otro 30% dice que planea donar. Los estadounidenses aprovecharon al máximo las nuevas tecnologías para dar a las víctimas del terremoto. Mientras que el 39% de los que dieron lo hizo en persona, el 23% lo hizo en Internet y el 14% lo hizo por mensaje de texto; en comparación, el 12% dio por teléfono y solo el 5% hizo su donación por correo.

Las últimas encuestas del Pew Research Center se llevaron a cabo en los días posteriores al terremoto del 12 de enero en Haití. Una encuesta realizada del 14 al 17 de enero entre 1.003 adultos rastreó la respuesta del público al terremoto y las opiniones sobre el manejo de la crisis por parte del gobierno de EE. UU. La encuesta semanal periódica del índice de interés en las noticias de Pew Research, realizada del 15 al 18 de enero entre 1.021 adultos, se centró en la atención del público a las noticias sobre el terremoto y las calificaciones de la cobertura de prensa del desastre.

Obama y el gobierno obtienen buenas calificaciones

Casi dos tercios del público (64%) aprueba la forma en que la administración de Barack Obama ha manejado la situación en Haití. Incluso una mayoría de republicanos (51%) aprueba el manejo de la crisis por parte de Obama, mientras que solo el 19% lo desaprueba. Obama obtiene calificaciones mucho más positivas de los independientes (68% aprueba) y demócratas (76%).


La mayoría de los estadounidenses (58%) dice que el gobierno de Estados Unidos está haciendo lo correcto al brindar asistencia a Haití. Aproximadamente dos tercios (66%) de los demócratas, el 60% de los independientes y el 53% de los republicanos dicen que la respuesta del gobierno ha sido apropiada. Sin embargo, notablemente más republicanos (16%) que demócratas (6%) dicen que el gobierno ha hecho demasiado para brindar asistencia a Haití.



Casi la mitad ha donado o planea donar

En los días posteriores al terremoto que asoló Haití, el 18% de los estadounidenses dicen que ellos o alguien en su hogar hizo una donación para ayudar a los afectados por la catástrofe y el 30% dice que planea hacer una donación. Otro 46% no cree que vaya a donar en este momento.


A raíz del huracán Katrina, el 56% de los estadounidenses informó haber hecho una donación a las víctimas. Después de que el tsunami azotara a varias naciones del sudeste asiático, el 30% dijo que había hecho una donación.

Sin embargo, es importante señalar que la encuesta actual sobre las reacciones al terremoto de Haití se realizó dentro de la semana posterior al desastre real, mientras que las encuestas realizadas después del huracán Katrina y el tsunami de 2004 se realizaron una o dos semanas después.


Los católicos y los nororientales donan más

Como era de esperar, existen diferencias socioeconómicas considerables en las donaciones informadas y las intenciones de donar a los esfuerzos de socorro tras el terremoto. Una cuarta parte (25%) de las personas con ingresos familiares de $ 75,000 o más dicen que han hecho una donación para ayudar a las víctimas del terremoto de Haití, en comparación con solo el 10% de las personas con ingresos de menos de $ 30,000.

También hay una brecha regional considerable en las donaciones reportadas a los afectados por el terremoto: el 27% de los que viven en el noreste dicen haber donado ayuda a Haití; que se compara con el 17% en el sur, el 16% en el oeste y el 14% en el medio oeste. Además, más católicos (24%) que protestantes (15%) dicen haber hecho una donación.

Aproximadamente tantos blancos no hispanos (19%) como afroamericanos no hispanos (16%) dicen que ya han donado a la ayuda haitiana. Pero el 44% de los negros dice que planea dar a los afectados por el terremoto en comparación con solo el 28% de los blancos.

La mayoría (59%) de los que ya han hecho una donación para la ayuda del terremoto en Haití dicen que lo han hecho a una organización benéfica no religiosa, mientras que el 36% dice que lo han hecho a una iglesia u otra organización religiosa. Hubo una división similar en las donaciones autoinformadas después del tsunami de 2004 en el Océano Índico (57% grupo no religioso, 36% iglesia). Entre los que dicen que planean hacer una donación, aproximadamente la misma cantidad (46%) dicen que tienen más probabilidades de donar a una iglesia u otra organización religiosa que a algún otro tipo de caridad (44%).


Enviar mensajes de texto sobre donaciones a Haití

Entre los que han hecho donaciones para ayudar a los afectados por el desastre de Haití, el 39% dice que lo han hecho en persona, como en una iglesia, pero muchos han hecho una donación utilizando tecnología. Casi una cuarta parte (23%) dice que donó en Internet y el 5% por correo electrónico. Otro 14% dice haber donado por mensaje de texto, comparable al 12% que dice haber donado por teléfono.

La tecnología jugó un papel menos importante como conducto para las donaciones caritativas después del tsunami del Océano Índico a fines de 2004. En ese momento, el 59% dijo que había donado en persona; no se preguntó acerca de los mensajes de texto y correo electrónico. En particular, más de tres veces más personas dijeron que habían hecho donaciones por correo para ayudar al tsunami a principios de 2005 que lo que dicen sobre Haití en la actualidad (17% frente a 5%).

Entre los que aún no han donado pero planean hacerlo, el 51% dice que cree que donará en persona, mientras que el 17% dice que lo hará por correo. Un porcentaje idéntico dice que darán en Internet. Solo el 6% de los que planean donar dicen que enviarán una donación por mensaje de texto, y el 3% dice que enviarán una donación por correo electrónico.

Compartiendo noticias de Haití a través de las redes sociales

Más de uno de cada diez estadounidenses (13%), incluido el 24% de los menores de 30 años, dicen que han recibido o compartido información sobre el terremoto de Haití a través de Facebook, Twitter u otro sitio de redes sociales. El mismo porcentaje (13%) ha enviado o recibido correos electrónicos sobre el desastre, mientras que el 6% ha enviado o recibido mensajes de texto sobre Haití.

Sin embargo, entre los menores de 30 años, aproximadamente el doble ha utilizado las redes sociales que el correo electrónico para comunicarse sobre el desastre (24% frente a 11%). Entre los grupos de mayor edad, el correo electrónico se utiliza con tanta frecuencia como las redes sociales.

Aproximadamente un tercio de los jóvenes (35%) dice haber utilizado uno o más de estos métodos (redes sociales, correo electrónico o mensajes de texto) para comunicarse sobre el terremoto. Eso se compara con el 30% de aquellos de 30 a 49 años y proporciones más pequeñas de grupos de mayor edad.

Dónde recibe la gente sus noticias

Internet ha jugado un papel importante para que muchos estadounidenses obtengan información sobre los eventos en Haití. Aproximadamente tres de cada diez (31%) dicen que Internet ha sido su principal fuente de noticias sobre el terremoto. Esto se compara con el 21% que citó Internet como la principal fuente de noticias sobre el huracán Katrina en 2005, y solo el 5% que citó Internet cuando se les preguntó de dónde obtuvieron sus noticias después de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.

Menos (18%) dicen que han recibido la mayoría de sus noticias de los periódicos. Después de Katrina, muchos más (35%) citaron a los periódicos como su principal fuente de información.

La televisión sigue siendo, de lejos, la fuente dominante de noticias durante las crisis o desastres. Casi siete de cada diez estadounidenses (69%) dicen que la televisión ha sido su principal fuente de noticias sobre el terremoto en Haití. Pero esto es más bajo que los aproximadamente nueve de cada diez que citaron la televisión como su principal fuente de noticias sobre Katrina (89%) y el 11 de septiembre (90%).

Fox News Channel y CNN son citados por aproximadamente el mismo número de estadounidenses (20% y 17%, respectivamente) como su principal fuente de televisión. CNN tenía una ventaja mucho mayor sobre Fox News en 2005, cuando el 31% lo citó como su principal fuente de noticias sobre Katrina y el 22% citó a Fox.

Las fuentes de noticias en línea más utilizadas sobre el terremoto de Haití son Yahoo y CNN. Casi uno de cada diez estadounidenses ofrece como voluntarios a Yahoo (9%) o CNN (8%) como uno de los lugares donde han recibido la mayoría de las noticias sobre Haití. Aproximadamente la mitad citan a MSNBC (4%) o Fox (4%) como fuentes primarias de Internet. Para poner estas cifras en perspectiva, aproximadamente tantos estadounidenses confían en Yahoo o CNN.com para recibir noticias sobre Haití como las cadenas de transmisión NBC (10%), ABC (8%) o CBS (7%). Y como muchos estadounidenses dicen que obtienen la mayoría de sus noticias de MSNBC.com (4%) como de la red MSNBC (4%).

Mientras que el 13% de los estadounidenses dicen que han recibido o compartido información sobre el terremoto a través de Facebook, Twitter u otro sitio de redes sociales, relativamente pocos enumeran estos sitios como un lugar donde han recibido la mayoría de sus noticias. En general, solo el 1% de los estadounidenses enumeran Facebook o Twitter como sitios web que se encuentran entre sus principales fuentes de información sobre este evento.

Internet compite con la televisión como principal fuente de noticias sobre Haití entre los jóvenes de 18 a 29 años; El 49% dentro de este grupo de edad dice que ha recibido la mayoría de las noticias de la televisión, el 42% de Internet. Y la ventaja de la televisión también es relativamente escasa entre las personas de 30 a 49 años, el 60% de los cuales cita la televisión y el 40% Internet como su principal fuente de noticias. La única cohorte que cita los periódicos con más frecuencia que Internet como fuente principal son las personas de 65 años o más.

Con el 15% de los jóvenes diciendo que obtienen la mayoría de las noticias sobre Haití en Yahoo.com, ese único sitio web rivaliza con los periódicos como categoría general (17%) dentro de este grupo de edad. En su mayor parte, los mismos sitios web se utilizan ampliamente en todos los grupos de edad, con Yahoo, CNN, MSNBC, Fox y Google constantemente encabezando la lista. Mientras que el 24% de los jóvenes de 18 a 29 años dice que ha recibido o compartido información sobre el terremoto en sitios web de redes sociales, solo el 2% menciona Facebook o Twitter como lugares donde han recibido la mayoría de las noticias sobre eventos en Haití.

La prensa obtiene altas calificaciones por la cobertura del terremoto en Haití

Aproximadamente ocho de cada diez estadounidenses dan a la prensa calificaciones excelentes (35%) o buenas (46%) para la cobertura del terremoto. Estas son calificaciones más altas que las que obtuvo la prensa por su cobertura inicial del huracán Katrina (28% excelente, 37% buena) en 2005. Pero calificaciones tan altas no tienen precedentes. En los días posteriores a los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, el 56% dijo que la prensa estaba haciendo un excelente trabajo cubriendo la historia, y otro 33% dijo que estaba haciendo un buen trabajo.

Actualmente, las mujeres tienen más probabilidades que los hombres de otorgar a los medios calificaciones 'excelentes' para la cobertura del terremoto de Haití (41% frente al 28%), y los demócratas (41%) tienen más probabilidades de otorgar calificaciones excelentes que los republicanos (28%).

La mayoría de los estadounidenses (69%) dice que la prensa está dando la r
ight monto de cobertura al terremoto en Haití; El 19% dice que la historia está recibiendo demasiada cobertura y el 10% dice que está recibiendo muy poca atención.

El terremoto domina el interés de las noticias

Cerca de seis de cada diez (57%) dicen que siguieron las noticias sobre el terremoto más de cerca que cualquier otra noticia importante la semana pasada. Eso es mucho mayor que el interés en las próximas dos historias, el debate sobre el cuidado de la salud y la condición de la economía, que han estado habitualmente entre las principales historias del público durante meses.

Entre el 60% que dice haber seguido muy de cerca el terremoto, las mujeres son algo más propensas a decir esto (65%) que los hombres (55%). Siete de cada diez demócratas dicen que siguieron esta noticia muy de cerca, en comparación con el 51% de los republicanos y el 58% de los independientes.

Aproximadamente dos de cada diez (18%) dicen que siguieron más de cerca las noticias sobre el debate sobre el cuidado de la salud, mientras que el 11% dice que siguieron más de cerca los informes sobre la condición de la economía. En ambos casos, el 37% dice que siguió muy de cerca la evolución de estas historias. Eso es aproximadamente lo mismo que los porcentajes que siguieron muy de cerca una semana antes.

Dos de cada diez dicen que siguieron muy de cerca los eventos en Irak la semana pasada, mientras que esos desarrollos fueron las noticias más seguidas para el 3%. Solo el 10% dice que siguió muy de cerca las noticias sobre la reorganización de los programas de comedia nocturnos de NBC, y el destino profesional de Jay Leno y Conan O’Brien. Esta fue la noticia más seguida para el 1%. Menos de uno de cada diez (6%) dice que siguió las noticias sobre Google diciendo que podría salir de China muy de cerca.

Cuando se le pide a la gente que nombre la historia de la que están hablando con amigos, siete de cada diez dicen que han estado hablando del terremoto de Haití. Menos de uno de cada diez (7%) menciona el debate sobre la legislación sanitaria, el 3% dice la situación económica o laboral y el 2% menciona la elección especial en Massachusetts para ocupar el puesto del senador Ted Kennedy. Otro 1% dice que ha estado hablando de política de manera más general.

Comentarios de Reid sobre Obama Register

La mayoría de los estadounidenses dicen que escucharon al menos un poco la semana pasada sobre los comentarios del líder de la mayoría del Senado Harry Reid en 2008 sobre el entonces Senador. La carrera de Barack Obama. Reid había dicho que creía que Obama atraería a los votantes blancos porque era 'de piel clara' y no hablaba con un 'dialecto negro'. Cuatro de cada diez dicen haber escuchado mucho sobre los comentarios de Reid, que se hicieron públicos con el lanzamiento de un nuevo libro político, mientras que el 37% dice haber escuchado un poco sobre estos comentarios.

Más hombres dicen haber escuchado mucho sobre los comentarios de Reid que mujeres (45% frente a 35%). Más republicanos que demócratas dicen que también escucharon mucho sobre esto (47% para los republicanos, 36% para los demócratas).

La mayoría de los estadounidenses también habían escuchado al menos un poco sobre la admisión del ex toletero de béisbol Mark McGwire de que usaba esteroides cuando jugaba béisbol, incluido el año en que rompió el récord de jonrones de una temporada. Tres de cada diez dicen haber escuchado mucho sobre esta historia, mientras que el 55% dice haber escuchado un poco. Solo el 15% dice que no escuchó nada en absoluto.

Siete de cada diez dicen que escucharon al menos un poco sobre la ex candidata republicana a la vicepresidencia Sarah Palin que se unió a Fox News como comentarista. Aproximadamente una cuarta parte (24%) dice haber escuchado mucho sobre esto, mientras que el 46% dice haber escuchado un poco. Aproximadamente tres de cada diez (29%) dicen que no habían escuchado nada sobre esto. Tres de cada diez republicanos dicen que escucharon mucho sobre el nuevo trabajo de Palin, en comparación con el 20% de los demócratas y el 24% de los independientes.

Un porcentaje más pequeño de estadounidenses escuchó que el televangelista Pat Robertson dijo inmediatamente después del terremoto de Haití que la nación había sido maldecida por un pacto hecho con el diablo hace 200 años. Un 15% escuchó mucho sobre esto, mientras que el 33% dice haber escuchado un poco. Aproximadamente la mitad (52%) dice que no había escuchado nada sobre esto.

ACERCA DE LAS ENCUESTAS

todo enero

Algunos resultados de este informe se basan en entrevistas telefónicas realizadas bajo la dirección de Princeton Survey Research Associates International entre una muestra nacional de 1003 adultos que viven en los Estados Unidos continentales, de 18 años de edad o más, del 14 al 17 de enero de 2010, ( 672 encuestados fueron entrevistados por teléfono fijo y 331 por teléfono móvil, incluidos 123 que no tenían teléfono fijo. Survey Sampling International proporcionó muestras de teléfonos fijos y móviles. Las entrevistas se realizaron en inglés.

La muestra combinada de teléfonos fijos y celulares se pondera mediante una técnica iterativa que hace coincidir el género, la edad, la educación, la raza / etnia, la región y la densidad de población con los parámetros de la Encuesta de población actual de la Oficina del Censo de marzo de 2009. La muestra también se pondera para que coincida con los patrones actuales del estado del teléfono y el uso relativo de teléfonos fijos y celulares (para aquellos con ambos), según extrapolaciones de la Encuesta Nacional de Entrevistas de Salud de enero a junio de 2009. El procedimiento de ponderación también tiene en cuenta el hecho de que los encuestados con teléfonos fijos y móviles tienen una mayor probabilidad de ser incluidos en la muestra combinada y se ajusta al tamaño del hogar dentro de la muestra de teléfonos fijos. Los errores de muestreo y las pruebas estadísticas de significancia tienen en cuenta el efecto de la ponderación.

El error atribuible al muestreo que se esperaría con un nivel de confianza del 95% para la muestra total es más o menos 4 puntos porcentuales. Además del error de muestreo, se debe tener en cuenta que la redacción de las preguntas y las dificultades prácticas para realizar encuestas pueden introducir errores o sesgos en los resultados de las encuestas de opinión.

Índice de interés de noticias

Otros resultados de este informe provienen del News Interest Index, una encuesta semanal realizada por el Pew Research Center for the People & the Press con el objetivo de medir el interés y la reacción del público ante los principales acontecimientos noticiosos.

Este proyecto se ha llevado a cabo en conjunto con el Índice de cobertura de noticias del Proyecto para la excelencia en el periodismo, un análisis continuo del contenido de las noticias. La encuesta News Interest Index recopila datos de viernes a lunes para medir el interés público en las historias más cubiertas de la semana. Los datos del índice de cobertura de noticias no estuvieron disponibles para la semana del 11 al 17 de enero de 2010.

Los resultados de las encuestas semanales se basan en entrevistas telefónicas de línea fija entre una muestra nacional de aproximadamente 1,000 adultos, de 18 años de edad o mayores, realizadas bajo la dirección de ORC (Opinion Research Corporation). Para los resultados basados ​​en la muestra total, se puede decir con un 95% de confianza que el error atribuible al muestreo es más o menos 4 puntos porcentuales.

Además del error de muestreo, se debe tener en cuenta que la redacción de las preguntas y las dificultades prácticas en la realización de encuestas pueden introducir errores o sesgos en los resultados de las encuestas de opinión, y que los resultados basados ​​en subgrupos tendrán mayores márgenes de error.

Para obtener más información sobre el Índice de cobertura de noticias del Proyecto para la excelencia en el periodismo, visite www.journalism.org.