Mitofsky on Mexico’s Standoff

En una entrevista exclusiva, Warren Mitofsky, creador de la encuesta a boca de urna en 1967 en CBS News y ahora presidente de Mitofsky International, explica por qué y cómo la encuesta a boca de urna de su empresa en las elecciones presidenciales mexicanas de esta semana reflejó con precisión la cercanía de la votación, quién la final ganador será, y por qué el sistema electoral actual de México es superior al de Estados Unidos en varios aspectos.


Entrevistador: Andrew Kohut, Presidente, Pew Research Center


Cuéntenos un poco sobre la experiencia de Mitofsky International en la realización de encuestas a boca de urna de las elecciones presidenciales en México. ¿Quién es tu patrocinador allí? ¿Cuántas entrevistas hiciste?

Esta es la tercera elección presidencial en la que hicimos encuestas a pie de urna nacionales; hemos hecho las elecciones intermedias en el medio. Nuestro patrocinador es la cadena de televisión Televisa. Normalmente, publican los resultados la noche de las elecciones; es bastante similar a lo que hacemos en EE. UU.

Esta vez hicimos alrededor de 35,000 entrevistas, tal vez un poco más - estábamos en 520 distritos - estábamos haciendo cuatro elecciones para gobernador, así que cada estado se convirtió en parte de la encuesta nacional y la mitad de los distritos estaban en esos cuatro estados y la otra mitad en el resto del condado. Hay 32 estados.


¿Reflejaron los resultados de las encuestas a boca de urna la estrecha división del voto popular?



Absolutamente. Los resultados de la encuesta a pie de urna mostraron que los dos principales candidatos (Felipe Calderón y Andrés Manuel López Obrador) estaban empatados. No publicamos los números exactos de la encuesta de salida; todo lo que pusimos al aire fue que estaba demasiado cerca para llamar. La razón por la que no publicamos las cifras exactas fue que no queríamos formar parte del diálogo de ninguno de los candidatos que afirmaban estar por delante. Azteca tampoco ha dado sus números; son la otra gran red de televisión.


¿Cuál es la mayor diferencia entre realizar una encuesta a boca de urna en México en comparación con hacer una en Estados Unidos? ¿Y por qué cree que esta encuesta fue mucho más precisa que las encuestas a boca de urna para las elecciones presidenciales de 2004?

Hay algunas diferencias importantes: una es que la tasa de respuesta es mucho mejor en México. Además, capacitamos a los entrevistadores en persona y no por teléfono. En tercer lugar, cuando investigamos, no podemos obtener mapas, lo que causa un problema. Pero tenemos buenos registros, buena cooperación.


E hicimos una cosa que, con suerte, aprendí de las elecciones de 2004: insistimos en la capacitación personal de los entrevistadores en que se apegaran absolutamente a la tasa de muestreo. Y si hay un rechazo, continúan el recuento hasta la siguiente persona de la muestra; no sustituyen a nadie en el medio.

Entonces, si entiendo correctamente, si yo, el entrevistador, debo hablar con una de cada cinco personas que salen por la puerta y esa persona se niega, no voy a la siguiente persona. En cambio, voy a la siguiente quinta persona que sale.

Bien, no hubo ningún sesgo en esta encuesta a boca de urna. En una típica encuesta a boca de urna mexicana exageramos al PRI, que fue el partido de gobierno que dirigió el país durante los últimos 70 años, pero que terminó tercero esta vez. Normalmente exageramos al PRI y subestimamos a los otros dos partidos. Esta vez, los otros dos fueron subestimados en una fracción de un por ciento y se compensaron entre sí, por lo que esencialmente no hubo sesgo en la encuesta de salida. Hice lo mismo en otra encuesta a boca de urna en otro lugar y tampoco hubo sesgo.

¿Cree que la ventaja actual de Calderón se mantendrá?


En este momento está liderando por casi los 200.000 votos que espero que gane.

Ese es un margen delgado, ¿por qué cree que se mantendrá?

Pues mira, hubo dos recuentos de votos en México. Uno es el conteo preliminar, que publicaron la noche de las elecciones; el otro es el recuento real, que ha tenido lugar durante los dos últimos días. En el recuento real, se ha contado el 99,5% de los recintos y muestran la misma ventaja de 200.000 votos que encontraron en el recuento preliminar. Y nadie cuestionó el conteo preliminar, nadie dijo que estaba mal, así que espero que el conteo final refleje eso.

¿Cree que los resultados de la encuesta a pie de urna reducirán las posibilidades de fraude en el recuento?

Esta comisión electoral es tan impecable que no anticipo un fraude. Hubo observadores internacionales que dijeron que esta elección fue tan limpia como todo lo que habían visto. La forma en que funciona la comisión electoral es que representa a todos los partidos, no solo a los principales, por igual. Todos tienen la misma voz y todos pudieron inspeccionar hasta el último escrutinio que se llevó a cabo, en cada lugar de votación, en los 300 distritos diputados donde se recogieron los votos, y nuevamente a nivel nacional. No veo mucho margen para el fraude.

Entonces, ¿cree que hay menos posibilidades de fraude en una elección mexicana que en una estadounidense?

Creo que el sistema mexicano con su sólida comisión electoral que es uniforme en todo el país sería mejor que cualquier cosa que estemos haciendo en los Estados Unidos. Uno de los problemas con los Estados Unidos es que no tenemos uniformidad de condado a condado y de estado a estado. . Cada condado y estado está creando sus propias reglas y no las está haciendo de manera consistente.

Permítanme mencionar una cosa más: en esta elección no hubo absolutamente ninguna filtración en los resultados de nuestras encuestas a boca de urna ni de Telavisa ni de Azteca. Los resultados fueron reprimidos por completo; no entraron en el diálogo público. Y la razón es que no hicimos circular los resultados a nadie en Telavisa, excepto a dos vicepresidentes senior del lugar. No tuvimos problemas para mantener estos resultados fuera del diálogo público.

¿Cree que puede hacer eso en las elecciones presidenciales de 2008 en Estados Unidos?

Bueno, si las redes quieren dejarnos controlarlo, por supuesto que podemos hacerlo. Pero no si alguien en las redes lo filtra. Si no lo hacen, permanecerá reprimido. Señalan todas las intenciones de que harán eso, y espero que lo hagan, pero tenemos que ver cómo funciona.

De modo que lo deduzco de esto: ¿su opinión es que los mexicanos no solo realizan mejores elecciones que los estadounidenses, sino que la clase política mexicana es más responsable que la clase política estadounidense?

Creo que fueron muy responsables en esta elección y ciertamente más que las personas que tuvieron acceso a la información en 2004. Me refiero a que la filtración en este país es una abominación. Todos deberían saberlo mejor.

¿Qué cuestiones o cualidades de los candidatos fueron más importantes para determinar si los votantes respaldaron a Calderón o López Obrador?

Tenía que ver con los distritos electorales, no tanto con los problemas. Los distritos electorales de López Obrador eran los pobres, los intelectuales y muchos ex simpatizantes del PRI. Los partidarios de Calderón eran algunos partidarios del PRI, pero sobre todo la comunidad empresarial, la clase media y los intereses que buscaban más estabilidad en el país.

¿El récord de Fox ayudó o lastimó a Calderón?

No creo que haya tenido mucho efecto de una forma u otra.

Si el PRI no hubiera estado en las elecciones, si no hubiera ese tercer candidato, ¿a dónde habrían ido esos votos?

Recuerde que el PRI es un partido centrista y obtuvo gran parte de su fuerza de los pobres, los sin educación, la gente del campo. Sospecho que ese es el grupo que disminuyó con los años y creo que por eso el PRI perdió en las elecciones de 2000. Los votos del PRI en las elecciones actuales probablemente hubieran ido más a López Obrador, esa sería mi suposición, pero no mucho. Como partido centrista, el PRI también tenía muchos intereses comerciales que lo apoyaban, excepto que la mayoría de los intereses comerciales se fueron después de las últimas elecciones y se fueron a Fox y se quedaron con Calderón. Pero esta vez creo que López Obrador habría ganado más si (el candidato del PRI) Robert Madrazo no se hubiera presentado.

¿Cree que el sentimiento de izquierda que hemos visto en Bolivia y Venezuela fue un componente del apoyo a López Obrador? ¿O cree que esta elección mexicana no tuvo mucho que ver con tendencias más amplias en América Latina?

No creo que esto tenga que ver con las tendencias más amplias en América Latina. México tiene un partido de izquierda desde hace algún tiempo. López Obrador era un alcalde muy fuerte de la Ciudad de México y se basó en eso. Entre el colapso del PRI que tenía un elemento de izquierda y la presencia en pasadas elecciones del PRD (partido de López Obrador), esa tradición ya había estado en México.


Sobre la entrevista

Warren Mitofsky es presidente de Mitofsky International, una empresa de investigación de encuestas que fundó en 1993. Su actividad principal es realizar encuestas a boca de urna para las principales elecciones en todo el mundo. Hace este trabajo exclusivamente para organizaciones de noticias. Mitofsky ha dirigido encuestas a boca de urna y conteos rápidos desde 1967 para casi 3.000 contiendas electorales. Tiene la distinción de realizar las primeras encuestas a boca de urna presidenciales nacionales en Estados Unidos, Rusia, México y Filipinas.

Mitofsky inició y dirigió el primer grupo electoral de la red, Voter Research & Surveys, de 1990 a 1993, que más tarde se conocería como Voter News Service (VNS). Mitofsky y Edison Media Research han realizado recientemente encuestas a boca de urna en D.C., Nueva Jersey, Nueva York y para las elecciones revocatorias de 2003 en California. Con la disolución de VNS en 2002, el consorcio electoral eligió a Edison y Mitofsky International como el único proveedor de encuestas a boca de urna para todas las primarias y elecciones generales.

Mitofsky creó el modelo de investigación Exit Poll y su ejecución en 1967 en CBS News; fue director de su unidad electoral durante los siguientes 27 años y fundador de la encuesta CBS / New York Times. Mitofsky es miembro de la Asociación Estadounidense para la Investigación de la Opinión Pública y miembro de la Asociación Estadounidense de Estadística. Actualmente está trabajando en un libro sobre encuestas a boca de urna.