• Principal
  • Noticias
  • Análisis de la encuesta a pie de urna del Pew Research Center sobre las elecciones de 2012

Análisis de la encuesta a pie de urna del Pew Research Center sobre las elecciones de 2012

El cambio de rostro de Estados Unidos ayuda a asegurar la victoria de Obama


Barack Obama retuvo suficiente apoyo de elementos clave de su base para ganar la reelección, incluso cuando perdió terreno a nivel nacional desde 2008. En particular, Obama mantuvo amplias ventajas entre los jóvenes, las mujeres, las minorías y tanto los menos ricos como los más educados.

En general, Obama se benefició de una participación relativamente fuerte, tanto a nivel nacional como en estados clave en el campo de batalla, entre los jóvenes y las minorías. Obama ganó votantes menores de 30 años por un margen algo menor que hace cuatro años, pero estos votantes constituyeron una proporción tan grande del electorado como lo hicieron en 2008, según las encuestas de salida nacionales realizadas por el Grupo Nacional de Elecciones. Además, los afroamericanos, latinos y asiáticoamericanos respaldaron a Obama con enormes márgenes.

Lea más en nuestra página Campaña 2012.

Los latinos votaron por Obama por un margen de más de 2 a 1


Los latinos votaron por el presidente Barack Obama y el vicepresidente Joe Biden sobre los republicanos Mitt Romney y Paul Ryan por un margen de más de dos a uno en las elecciones presidenciales de 2012, 71% versus 27%, según un análisis de las encuestas a boca de urna de la Pew Hispanic Center, un proyecto del Pew Research Center.



El porcentaje de votos nacionales de Obama entre los votantes hispanos es el más alto visto por un candidato demócrata desde 1996.


En la campaña de este año, el voto hispano fue un componente importante para la victoria de Obama en varios estados clave. En Colorado, Obama ganó el voto latino por un amplio margen: 75% a 23%. En Nevada, Obama ganó el voto hispano 70% versus 25%. En ambos estados aumentó la proporción de votantes hispanos. En Colorado, el 14% de los votantes eran hispanos, frente al 13% en 2008. En Nevada, la proporción de hispanos fue del 18%, frente al 15% en 2008.

En el caso de Florida, la creciente población no cubana del estado, especialmente el crecimiento de la población puertorriqueña en el centro de Florida, ayudó a contribuir a la mayor ventaja del presidente entre los votantes hispanos este año con respecto a 2008. Según la encuesta de salida del estado de Florida, 60% de los votantes hispanos apoyaron a Obama mientras que el 39% votó por Romney.


Un hito en ruta hacia una nación mayoritariamente minoritaria

Los grupos minoritarios que llevaron al presidente Obama a la victoria ayer al darle el 80% de sus votos están en camino de convertirse en la mayoría de la población del país para el 2050, según proyecciones del Pew Research Center. Actualmente representan el 37% de la población, y emitieron un récord del 28% de los votos en las elecciones presidenciales de 2012, según las encuestas a boca de urna. Para 2050, la proporción hispana de la población estadounidense podría llegar al 29%. , frente al 17% actual. Se proyecta que la proporción negra de la población se mantendrá sin cambios en el 13%, mientras que se proyecta que la proporción asiática aumentará al 9% desde su 5% actual. Los blancos no hispanos, el 63% de la población actual, se reducirá a la mitad o un poco menos de la mitad de la población para 2050.

Las fuerzas detrás de esta transformación son una mezcla de inmigración, nacimientos y muertes. Estados Unidos lleva más de cuatro décadas en lo que ha sido, en números absolutos, la mayor ola de inmigración en su historia: más de 40 millones de llegadas. A diferencia de oleadas anteriores que fueron casi en su totalidad de Europa, la afluencia moderna ha estado dominada por inmigrantes hispanos y asiáticos.

Estos inmigrantes, como los de siglos anteriores, tienden a tener una mayor proporción de mujeres en edad fértil y tasas de natalidad más altas que la población nacida en Estados Unidos. La mayor parte del crecimiento de la población latina y gran parte del crecimiento de la población asiática será impulsado por los nacimientos en lugar de la inmigración. Al mismo tiempo, la población blanca nativa está envejeciendo y los nacimientos de madres blancas han disminuido.


Lea más en nuestra página Campaña 2012.

Cómo votaron los fieles

En su victoria en la reelección, el demócrata Barack Obama derrotó por estrecho margen al republicano Mitt Romney en el voto popular nacional (50% a 48%). El margen de victoria de Obama fue mucho menor que en 2008 cuando derrotó a John McCain por un margen de 53% a 46%, y perdió terreno entre los protestantes evangélicos blancos y los católicos blancos.

Pero los contornos religiosos básicos del electorado de 2012 se asemejan a las elecciones recientes: grupos tradicionalmente republicanos como los evangélicos blancos y los feligreses semanales respaldaron fuertemente a Romney, mientras que los grupos tradicionalmente demócratas como los protestantes negros, los católicos hispanos, los judíos y los sin afiliación religiosa respaldaron a Obama por amplios márgenes.