Ramadán, un dilema para algunos jugadores de la Copa del Mundo

Jugadores musulmanes de la Copa del Mundo

El Ramadán, que comienza este fin de semana, es ampliamente observado por los musulmanes de todo el mundo con ayuno desde el amanecer hasta el atardecer. Eso crea un dilema potencial para los jugadores musulmanes en la Copa del Mundo cuyos equipos han avanzado a la fase eliminatoria del torneo, ya que el noveno mes del calendario islámico y la Copa del Mundo se superponen por primera vez desde 1986.


Aunque la composición religiosa exacta de las listas de los equipos no está clara, los musulmanes comprenden el 11% de la población colectiva de los 16 países que avanzaron fuera de la fase de grupos del torneo, según datos de 2010 del informe Panorama religioso global del Pew Research Center. Varios jugadores destacados de equipos que todavía están vivos, incluidos el alemán Mesut Ozil, el francés Karim Benzema y el suizo Xherdan Shaqiri, son musulmanes practicantes. La selección de Argelia, un país compuesto por un 98% de musulmanes, avanzó con un gol de Islam Slimani y enfrentará a Alemania el lunes.

Mientras que algunos atletas musulmanes eligen ayunar mientras compiten, otros ven espacio para la interpretación en el Corán, que instruye 'quienquiera de ustedes que esté presente, déjelo ayunar el mes, y quien esté enfermo o de viaje, varios días más '. Algunos líderes islámicos respaldan el ayuno en una fecha posterior, especialmente si es 'una oportunidad única en la vida para un atleta', dijo un imán de Londres al sitio web de fútbol Goal.com en 2011. El Alto Consejo Islámico Egipcio incluso emitió una fatwa antes de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, permitiendo a los atletas comer y beber durante el Ramadán.

En conjunto, los países que han pasado de la fase de grupos son abrumadoramente cristianos. Junto con el 11% que es musulmán, la población combinada de esas naciones es 74% cristiana y 12% no afiliada religiosamente (y 1% o menos judía, hindú, budista o algo más), según nuestro informe de 2010.

Argelia y Nigeria son los únicos países vivos en el Mundial que están fuera de Europa y América, ambas regiones con grandes mayorías cristianas. Argelia es la única que tiene una mayoría musulmana, mientras que Nigeria tiene aproximadamente el mismo número de cristianos y musulmanes.


Todos los ganadores anteriores de la Copa del Mundo son naciones de mayoría cristiana.